martes, 19 de julio de 2016

Filosofìa y salud



La filosofìa puede ser una forma de medicina
La cura puede darse a través de muchas técnicas que se derivan a su vez de diversos conceptos de salud. Todos son utiles y válidos en mayores y menores medidas. La diversificación nos lleva a tratar de encontrar la paz en nuestro organismo según lo que cada uno entienda por paz interior, amor, gratitud, felicidad, placer, libertad.
Si usáramos la metáfora del veneno a través de la homeopatía, la pregunta sería: ¿qué veneno te tiene envenenado? Basta con saber cómo reaccionan los envenenados con cada veneno para saber què veneno darle, o qué antídoto. Quien  parece enfermo, en su forma de estar, revela algun parecido con esa forma de ir muriendo envenenado.
Si usáramos la metáfora de la filosofía, la pregunta sería: que es LO que te enferma? En ese "Lo"  entra cualquier cosa que sea abstracta. De lo concreto, si sabemos que el tabaco produce cáncer, basta con eliminarlo. Si trocamos, a traves de una experiencia corporal que nos permita escapar simbólicamente, lo abstracto enfermante cambiará de signo para transformarse en una imagen humoristica sobre nuestro pasado. Siempre que pasemos por el cuerpo las imágenes filosóficas que nos tienen enfermos o sanos, vamos a encontrar el equilibrio entre lo sano y lo enfermo. 
Las imágenes filosóficas deben pasar por el cuerpo a través de la expresión física y actitudinal. Ésto puede ser favorecido por medio de situaciones determinadas. Procurar un recorrido, provocar cierta reacción, construir con el deseo, crear un suceso,  hacer el arte y la cochinada que sea.